Curiosobundo Rotating Header Image

Civil

Limpieza en el cuerpo policial

Es evidente que el cuerpo policial necesita una limpieza.

No podemos permitir que sucedan cosas como esta:

El cuerpo policial tiene nuestra total confianza y tiene la opción de usar la violencia si esta es necesaria.

Lo que no puede ser es que agredan a periodistas por querer informar.

Alguien que aguanta una cámara no está cometiendo ningún crimen y no merece recibir ningún porrazo.

La policía nacional, la guardia civil, los mossos d’escuadra, está claro que todos necesitan hacer una limpieza profunda.

Estas imágenes no se deben repetir.

Este es el lamentable comportamiento de la Policia Nacional en Gibraltar

Este es un ejemplo más del lamentable comportamiento de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Gibraltar.

Impresiona verla violencia con la que tratan a un ciudadano británico:

Todo esto por un “conflicto” inventado, pues actualmente pueden faenar en aguas gibraltareñas barcos españoles y se les permite.

Todo esto por un gobierno español que esconde sus vergüenzas como puede sacando temas de nacionalismos.

El Partido Popular con Mariano Rajoy y Margallo dan más pena que otra cosa.

Pero la oposición aún da más pena al esconderse y no pronunciarse en un caso como este. Lamentable la situación política española.

Normalmente distrae al personal con futbol, pero este verano toca Gibraltar y Cataluña.

El pueblo catalán desde el tratado de Utrecht está íntimamente ligado al pueblo de Gibraltar.

Gibraltar no es español ni debe serlo.

Los dos referendums que allí se celebraron dejaban claro con un 99% que preferían ser británicos.

Nos dejarán votar a los catalanes?

Tragedia en Galicia – Sensaciones

Desde aquí enviamos todo nuestro apoyo a las familias de las víctimas y a todos aquellos heridos que todavía luchan por su vida.

Una de estas tragedias siempre nos enseña muchas cosas, cosas buenas y malas, pues ante los momentos de presión sacamos lo más puro, sea bueno o malo.

Cosas buenas:

- Guardia Civil y policía local haciendo horas de más para despejar las vías de comunicación para ambulancias y otros vehículos de servicios.
- Bomberos gallegos, que aunque estaban en huelga dejaron de hacerla para ayudar a aquellos atrapados en los vagones.
- Médicos y enfermeras que se encontraban en el paro tras ser despedidos volvían a los hospitales para socorrer a los centenares de heridos.
- Colas inmensas de gente que acudió en masa para donar sangre.
- TV Galega y TV3 a la altura de los hechos dieron buena cobertura desde el inicio cambiando su programación.

Cosas malas:

- RENFE dando noticia del accidente con 3 horas de retraso.
- RTVE reaccionando con 4 horas de retraso.
- El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, enviando una nota de pésame con un párrafo referido al terremoto de Gansu, China, con lo que confirma su poca implicación con un simple copy/paste.
- Telecinco, la Sexta, Antena 3 no variaron su programación.
- ABC y el grupo EFE hablaron de atentado hasta 5 horas después del accidente.
- TVE pidiendo donantes de 0+…

Muchos ánimos Galicia! Forza Galiza!!

Esto nos hará más fuertes y mejores.

Niegan el bombardeo de Guernica

Impresiona ver como el franquismo sigue presente en las tertulias.

Intereconomía es un canal de televisión de orientación de derechas. Van al lado del PP o aún más a la derecha, a la altura de UPyD y C’s.

Este periodista-tertuliano ha defendido que el Bombardeo de Guernica no existió, sinó que fué una manipulación de la prensa inglesa.

Es importante decir que si estuvieramos en Alemania, esta persona iría a la prisión, como aquellos que niegan los crímenes nazis o el holocausto judío.

Es decir, los mismos que se animan a llamar nacis a independentistas o a manifestantes o incluso a personas desalojadas de sus casas, son los que ahora niegan el bombardeo de Guernica.

Es gravísimo.

Y no pasará NADA.

Porque esto es España.

Y también porque nunca tuvimos una transición real. Por tanto, la democracia que vivimos es una democracia de mentira. Y los mentirosos se mueven en ella con total libertad.

Aquí tenéis el video en el que este individuo niega el bombardeo de Guernica en el Gato al Agua:

La transición en España fué una pseudotransición

Muchos se llenan la boca de la palabra transición, algunos la complementan con el calificativo democrática.

Transición democrática, dicen.

Y se quedan tan anchos.

La transición no existió, pues del regimen se pasó a una pseudo-democracia.

El régimen se presentó mezclado entre varios partidos políticos, así que los miembros de los gobiernos del régimen se mezclaron a la perfección con los “nuevos” demócratas.

Cuando Tejero intentó el golpe de estado se esperaba otra reacción por parte de ciertos protagonistas, sin embargo se borraron.

No se ha condenado el franquismo ni tampoco la crueldad que vino tras la guerra, en la que los perdedores vieron desaparecer tierras, pertenencias, familiares y muchos de ellos la vida.

Cómo se llenan la boca de transición?

Con esa calma afirman que el poder es del pueblo, cuando año tras año vemos que no todos somos iguales ante la ley, que el gobierno mima a los protegidos sea cual sea el color del gobierno.

No, España no hizo la transición, todavía la está haciendo y todavía queda un largo camino.

Los de la “transición ejemplar” son los mismos que afirman “con Franco se vivía mejor”.

El mejor disfraz de la historia

El mejor disfraz de la historia es este.

Con diferencia.

Este niño lo tiene TODO.

Se puede intuir la risión que llevaría a la idea de construir este disfraz, al pintar ese bigote, al comprar esas gafas de sol, al pintar esos cartones… el simple momento de ver la película y asociarlo con la Guardia Civil… me parece una obra maestra.

Genial, digna de genios, de veras lo pienso.

Aquí lo tenéis:

Espero que os guste tanto como a mi! Disfraz de Transformers!

Ya basta de acoso escolar

Es responsabilidad de todos que los niños no cometan ni sufran acoso escolar.

La crueldad es algo natural si hay algo que lo influya, si en su lugar, influímos positivamente, los comportamientos serán mucho más correctos.

Se trata de un esfuerzo de todos, padres, familiares, amigos, profesores… Es trabajo de todos.

NO AL ACOSO

Harto del racismo

En nuestro mundo occidental nos las damos de cívicos, de humanistas.

Se supone que sabemos las diferencias entre el bien y el mal, pero resulta que no tanto.

Resulta que cada día miramos hacia a otro lado en situaciones claras de racismo.

Alguien que cambia de acera cuando un gitano se le aproxima.

Alguien que mira mal cuando ve a un rumano en el metro.

Alguien que cierra la puerta a alguien de color.

Alguien que no tolera establecimientos paquistaníes cerca de su casa.

Alguien que mira con desprecio al restaurante chino de la esquina.

Estamos libres de pecado?

La respuesta es no.

Yo personalmente intento mantener lejos al racismo, al racional y al irracional.

Lo consigo?

No siempre.

Tengo comportamientos que odio, los cuales intento re-educar, aparcar, apartar de mi, conseguir cambiarlos no es tarea fácil. Algunos son básicos, otros más complejos.

Seguiré luchando contra el racismo en mi y el racismo en los demás.

Masacre policial de mineros en Sudáfrica

34 Muertos.
78 Heridos.

Ese es el balance de la masacre policial sobre los manifestantes mineros.

Las minas de Platino de Sudáfrica son uno de esos puntos negros de cada país en el que las leyes son más laxas y distraídas.

Como consecuencia los mineros llevan años intentando mejorar las condiciones de trabajo, tanto de salud e higiene como las monetarias.

495 euros al mes por jugarse la vida a diario. No está mal, no?

Los sindicatos, para variar, se han cubierto de gloria y se han peleado entre ellos, según se puede ver, por diferentes niveles de corrupción. Con lo cual, el minero de a pie se ha manifestado como ha podido.

Ciertamente, podreis ver en las imágenes que muchos de ellos llevan palos y algún machete, lo cual conlleva actitud agresiva. Con lo que podemos entender la actitud a la defensiva de la policía, pero era necesaria tal masacre?

En el video podreis ver como caen unos 8 mineros, cómo murieron los otros? Fueron también casos como este, en el que claramente pudieron disparar al suelo, tirar gas pimienta, botes de humo, utilizar porras, protecciones, disparar al aire incluso, antes que disparar a matar?!

Es eso lo que debe hacer un cuerpo policial?

Está claro que de esos policías, cuantos son vocacionales?

Cuantos de ellos están allí por el dinero y la seguridad de un trabajo estable?

Vamos mal.

Zuma hará bien en dar explicaciones. Sudáfrica no necesita más guerras civiles en su historial.

Carta abierta del juez Garzón

Tras estas declaraciones de Ulloa sobre la seguridad de Garzón:

Sigue siendo una persona que podría tener un riesgo aunque sea mínimo, no con respecto a las personas que él pudiera pensar, los terroristas, sino con respecto a la ciudadanía.

El servicio de protección a Garzón era “notoriamente excesivo, porque incluso existían escoltas en el extranjero cuando él no estaba desplazado en el extranjero

La escolta es para proveer seguridad, no es ni un servicio por razón del estatus, ni un servicio de mayordomía que presta el Estado, ni algo que le corresponde a alguien por su notoriedad.

Tras dichas declaraciones de Ulloa, el juez Baltasar Garzón ha emitido esta carta abierta sobre el asunto.

Con amarga sorpresa veo las inaceptables declaraciones que ha hecho a la agencia Europa Press, en el día de ayer, sobre el servicio de escolta que usted ha decidido establecer para mi protección. Resultan bochornosas todas y cada una de las afirmaciones que hace y, lo que es más grave, sabiendo que al hacerlas agrava la situación de riesgo en la que usted me ha puesto. No alcanzo a comprender cuáles son las razones que tiene contra mí, si son políticas, ideológicas o de otro orden. Tampoco me preocupan lo más mínimo. Pero no puedo ni debo dejar pasar esta ocasión de comunicarle lo procedente.

Hasta el momento, ningún miembro del Ministerio del Interior, más allá de unas escuetas palabras del comisario de la Audiencia Nacional, a quien se lo agradezco, me ha informado de por qué se me eliminaba la escolta. Lo han hecho sin más explicaciones sobre cuáles eran las razones del cambio en mi protección, exactamente al día siguiente de concluir el juicio del caso Gürtel contra mí.

Posteriormente, por su orden, también sin anunciármelo formalmente, se eliminó el vehículo en el que tendría que ir el policía de escolta, dejando un servicio que usted sabe que es absolutamente inefectivo, y que no vale más que para salvar su responsabilidad al no atreverse a eliminar la protección en su integridad.

Señor secretario de Estado de Seguridad, le hago responsable de mi seguridad y de que la decisión que ha tomado pueda revertir en perjuicios irreparables para mi integridad. He intentado conocer las razones de su departamento, solicitándolas a los responsables policiales, los cuales simplemente me indicaron que se eliminaba el dispositivo de seguridad que tenía por una orden suya, pero ninguno me ha comunicado las causas. Tampoco lo han sabido hacer las personas vinculadas a esa secretaría, a las que he consultado, más allá de afirmar: “No se sabe nada, es una decisión del secretario y el documento en el que se contiene no ha sido facilitado y existe orden de que no se muestre”. Realmente me gustaría, por mi propia tranquilidad, conocer ese informe.

Puede usted reevaluar el riesgo o lo que quiera, pero le pido que no me amenace con que me puede quitar la escolta, adelantando que soy yo quien dificulta la fórmula alucinante que usted ha ideado. Esto, señor, además de ser falso, no disminuye su responsabilidad si me ocurre algo.

Por cierto, ni he tenido ni tengo miedo de los terroristas, ni de lo que puedan hacerme; desde que entré en la Audiencia Nacional, asumí gustoso mi compromiso y entrega con España a través de la justicia y por la seguridad de los ciudadanos/as. Este trabajo lo he hecho sin escoltas y con escoltas y daría mi vida sin dudarlo, si con ello contribuyera al bienestar de la sociedad; la ciudadanía, a la que usted alude en su entrevista para insinuar que son las reacciones de la misma el motivo para mantener mi seguridad, podrá estar de acuerdo o no conmigo, pero jamás hará nada contra mí; es más, me siento seguro con ella, porque confío en la misma y porque comparto el abnegado sufrimiento que tienen que soportar día a día. Creo que usted se mueve por unos sitios mucho más “altos” que yo y conoce poco al pueblo español. A mí la ciudadanía me protege, no me genera inseguridad; yo no cargo contra ella, ni restrinjo los derechos de nadie, sino que trato de defenderlos. Si alguien dice algo en mi contra, sabré actuar con respeto y en consecuencia. Pero le aseguro que después de lo que estoy viendo y de su actitud empiezo a tener miedo de usted, de sus métodos y de su comportamientos. Lo que usted afirma y con la ligereza que lo hace, me preocupa profundamente y debería preocupar a los ciudadanos/as en general, al conocer en manos de quién está la seguridad de nuestro país.

¿Acaso considera usted lógico que eche a un miembro de mi familia cuando voy en el vehículo familiar para que suba el policía, por el que siento el máximo respeto, en el coche? ¿Cómo debería de ir en ese caso mi madre, mi hermana, mujer, hijo o nieta? ¿Andando, en bicicleta, en tren? ¿Quién se hace cargo de los seguros de esa persona si le ocurre algo en un vehículo que no es oficial? ¿De quién es la responsabilidad si ocurre un accidente? ¿Si me subo en un vehículo ajeno, dónde lo hace el policía de escolta, habida cuenta de que ustedes ni le pagan un taxi?. Usted debe estar de broma.

Habla de que el escolta no está para llevar la maleta. ¿Quiere que la tire? ¿Cómo lleva entonces su ropa y sus enseres si va de viaje? Fíjese señor secretario, incluso he tenido que pedir el favor a una compañera para que permitiera al escolta guardar su maleta en su vehículo, porque el funcionario la llevaba a cuestas mientras me seguía andando por las calles de Madrid, hasta que llegó la hora de salir de viaje conmigo en el AVE. No sé usted, pero yo, cuando estoy en Madrid, voy andando a los sitios, porque me gusta pasear por sus calles, de modo que ya me dirá. Si quiere, le puedo llevar la maleta al policía o a cualquier otro policía en agradecimiento al trabajo que han hecho y hacen día a día, en condiciones infrahumanas. Incluso sería un honor, pero creo que la situación resulta esperpéntica y especialmente peligrosa para quien no puede hacer su trabajo con las mínimas garantías.

¿Quiere usted decir que si tomo un taxi, el policía deberá subir conmigo al mismo? Y si vamos cuatro personas, ¿dónde se subiría el policía? Usted ha despojado a la policía de los instrumentos mínimos para ejercer su labor con dignidad. Agradezco a la Policía el servicio abnegado que durante años ha hecho, velando por mi seguridad. Asimismo doy las gracias a todos los mandos policiales con los que he trabajado durante 23 años, sin el más mínimo incidente, pese a las grandes dificultades y retos que se nos han presentado.

No quiero el vehículo policial para subirme en él. Desgraciadamente para mí, he tenido que sufrir esa situación durante mucho tiempo, porque así se dispuso por quien tenía la responsabilidad de hacerlo. Pero lo lógico es que, por dignidad, lo lleve quien tiene que protegerme. Mire, que usted considere que ya no tengo riesgo no significa nada para mí, ni me genera más tranquilidad. Es más, me produce más preocupación y zozobra. Por cierto, en todo el tiempo que he estado en la Audiencia Nacional, no le he visto por allí en ningún momento, ni creo que sepa algo del riesgo que comporta para los que allí están y para los que sin estarlo hemos salido de la misma, la labor allí realizada, al ser vanguardia en la lucha contra las formas más complejas de delincuencia.

Asumo mi situación, siempre lo he hecho, a pesar de ser consciente de que la vida vale poco cuando alguien quiere quitarla. Cada día lo vivo, lo sé y lo acepto, pero no le consiento que menosprecie el trabajo realizado por mí durante 23 años al servicio de mi país, porque ni tiene razón, ni necesidad de hacerlo, ni tampoco tiene por qué echarme suciedad encima. No quiero nada, absolutamente nada de usted, pero resulta inaceptable que un alto cargo de un Gobierno democrático, prevaliéndose de su cargo, se dedique a atacar a simples ciudadanos que, ni siquiera, como yo, le han pedido algo. Su obligación, por el cargo que ocupa, es proteger a los ciudadanos, le gusten o no, pero, desde luego, no debería dedicar su tiempo a generar desasosiego en ellos, como está haciendo.

En fin, señor secretario de Estado, qué pena que tenga usted que utilizar un medio de comunicación para atacar a un ciudadano normal y que ni usted, ni ningún responsable de su departamento, me hayan informado de la evaluación de riesgo que, sería de suponer, han llevado a cabo. Al respecto le digo que no ha respetado ni uno solo de los protocolos en la materia. He tenido evaluaciones de riesgo en cada uno de los países donde he estado y he sido entrevistado por las autoridades responsables y, en función de ello, se ha decidido el tipo de protección que correspondía; como los he recibido en España, dese 1988, salvo de usted o de quien corresponda por su orden. Usted, señor secretario de Estado, sencillamente puede alardear de haberle quitado la escolta a Garzón y luego publicitarlo por los periódicos, ¡viva el concepto de discreción y seguridad que tiene usted!, pero lo que no puede ni debe hacer es contribuir a aumentar ese riesgo de las personas a las que debe proteger aunque no le guste.

Por lo demás, todas las medidas de seguridad sobre mi familia fueron decididas, en su momento, por el Gobierno del Partido Popular. Y nunca las pedí, ni las quise, sino que las sufrí por mi trabajo. ¿Usted piensa que es agradable, por muy discretos que sean, estar rodeado de policías porque, según el Ministerio del Interior, hay riesgo contra tu vida o la de tu familia? Su departamento, ahora, sin saber bien por qué, lo único que ha hecho es desprotegerme y poner en riesgo mi seguridad dando a conocer mi situación a través los medios de comunicación, a cualquier persona. ¡Enhorabuena por facilitar el trabajo a quien quiera buscarme!.

Por otra parte, me parece grotesco que aluda usted a la protección que he tenido fuera de España, cuando a estos policías o se les ha impedido que se movieran para acompañarme a España, porque si lo hacían se les retiraba la comisión de servicio y han estado tirados por ahí afuera, sin sus familias, sin ningún incentivo y sufriendo en ese tiempo, y ahora, claras represalias por haber trabajado como escoltas míos. Son dos grandes y excepcionales profesionales a los que se les persigue por mí. Usted, señor secretario, debería ocuparse de estas cosas y no de dar carnaza a quienes la quieren para continuar la misma dinámica de siempre.

No voy a renunciar, como usted desearía, según se deduce de sus palabras publicadas, a la protección policial para el escasísimo tiempo que estoy en España, porque considere que no es efectiva, que no lo es, sino porque no le voy a facilitar su decisión. Haga lo que tenga que hacer, pero no se ampare en los que le rían la gracia o le animen, porque la cosa es muy seria, ni ponga en riesgo la seguridad de los propios policías, anulando, con ese sistema, toda posibilidad de reacción para proteger a la personalidad o a sí mismos.

Señor secretario, le pido por favor que, la próxima vez, se dirija a mí a través de un medio que no sea una agencia de noticias; mis datos y dirección obran en su poder. Y cuando decida retirar la protección, comuníquemelo con un tiempo, siquiera sea por cortesía y para que pueda tomar mis medidas. Yo, por mi parte, vistas las circunstancias, le remito esta carta a través de los medios, en los que usted ha decidido que se resuelva la cuestión, porque así tengo la seguridad de que le llegará.

Atte.

Baltasar Garzón

Bogotá, a 30 de abril de 2012

No se trata de algo trivial, se trata de la seguridad de un juez de alto nivel que ha metido entre rejas a muchísimos criminales, corruptos, narcotraficantes… Dejarle sin protección me parece una villanía, y personalmente, me parece muy casual que haya sido emitida dicha orden el día después de la sentencia del caso Gürtel.

Vivimos en tiempos muy delicados amigos. Estemos atentos!